Felicidad

  • 0

Felicidad

Tags : 

Artículo de: GM Coaching & Consulting

Muchos han sido los autores que han escrito sobre la felicidad, numerosas canciones se han hecho que hablan de ella, incluso se ha querido plasmar en cuadros y fotografías.

Pero ¿qué es la felicidad?, ¿dónde se encuentra?, ¿cómo llegamos a ella?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la felicidad es subjetiva, diferente para todos y cada uno de nosotros, no tienen por qué hacernos felices las mismas cosas que a nuestra familia o amigos y lo más importante no pasa absolutamente nada  cuando esto es así.

En el mundo en que vivimos nos enseñan ciertos ideales de cómo ser feliz, pero todos ellos se basan en conseguir cosas para ser feliz en un momento dado. Siempre siguiendo un camino repleto de obstáculos y retos, como si para ser felices tuviéramos que pasar una serie de pruebas que nos hicieran merecedores de ella.

Yo misma he perseguido la felicidad sin descanso, me dije a mi misma que cuando terminara mis estudios sería completamente feliz, después cuando tuviera un buen trabajo, o cuando tuviera pareja, cuando tuviera hijos… hasta que un buen día, una mañana agotada de esta carrera intentando alcanzarla me dije a mi misma que algo tenía que cambiar porque no podía más.

Como suelo hacer siempre antes de tomar cualquier decisión respiré hondo, una, dos, tres… así hasta que noté que mis pulmones estaban limpios de malas vibraciones y que la tensión se había marchado. Volví la vista atrás y recordé momentos en los que me había sentido bien, feliz. Y había muchos.

Pequeños momentos, grandes momentos, algunos que estaban muy presentes, otros que apenas recordaba pero que al pensar en ellos sonreía.

Cuando he cocinado alguna receta nueva, cuando he dado un paseo a la orilla del mar, cuando he sentido un abrazo sincero, al aprobar una asignatura que no comprendía bien, una cena con amigas, un buen libro, un concierto al que tuviera muchas ganas de ir, los viajes a la playa con mis padres y hermanos, una tarde de sofá y manta con mi pareja…

Y aprendí, aprendí que había sido feliz, aprendí que eso que anhelaba y perseguía en realidad había estado conmigo todo el tiempo.

Que no os engañen, la felicidad no es algo que cueste o que haya que correr tras ella. Está a nuestro lado. Disfrutemos de esos pequeños momentos en los que nos sentimos bien, en los que hacemos cosas que nos gustan, en los que estamos con la gente que nos importa.

¿Y a ti? ¿Qué te hace feliz?


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: